viernes, 13 de febrero de 2009

LA MIRADA QUE NO OLVIDARE Y GUITARRA PARA OLVIDAR



Una guitarra y un cuento.

  "Un hecho cotidiano”
Los ojos de una niña que no conozco me miran como haciendo mil preguntas y yo le veo la intención.

El designio de esa mirada en interrogante bajo el telón de la tristeza, la duda y el no saber que decir. Tan solo lo intenta con la triste mirada de una niña que no conozco, arrollada por brazos toscos de tradición nómada o inmigrante.

Y yo le regalo y le contesto, mi silencio, mi indiferencia. Mi pensamiento se atreve a decir “hasta mañana a la misma hora…”

Ha pasado una semana desde la última vez… Solo recuerdo su mirada y nada más, ahora lamento aquel último día no haberle regalado una sonrisa o un solo gesto.

Se que mañana a la misma hora estará esa triste mirada de niña que me acompañará en el recuerdo hasta el fin de mis días…

Y que me dicen de la guitarra al desnudo?
Si! otro triste recuerdo que me acompañará hasta el fin de mis días…

J.P.-Akela. Febrero, 2009.