lunes, 31 de marzo de 2008

MI SOL MORENO, MI MAR INTENSO (NANA)

En una mañana estival
de un año de mi vida,
vi una luz desprendida
del cordón umbilical,
del árbol de la vida .

Ella el Sol que me habla
y la mar que me mira,
en mis rodillas tengo
una voz dulcísona
y una sonrisa salada,
con ojos que brillan
de Sol; y Luna envidia.

Mi vida iluminada,
parte de mi, derramada
para mantener viva,
la esperanza de la vida.

El día en que no me veas
mírate dentro de ti,
veras mi niña,
un lucero que brilla.
Juan Pedro Ferrer (1992)